29 de junio de 2012

Recetas y Comidas - Fruta rica y divertida {Plátano}

Los niños tienen que comer fruta, y ¿quién va a poder resistirse a las divertidísimas ideas que os traemos?
Mirad el juego que puede dar el plátano:

Plátano-coche (via PartyCity)

 

Plátano-avión
(via Amynjesse)


Plátano-muñeco de nieve (via FamilyFun)


Plátano-gusano (via Little Page Turners)


Plátano con cubierta dulce redulce a escoger
(via The Sweet Spot)


Piruletas de plátano con chocolate
(via mmmeatshops)
  

27 de junio de 2012

Juguetes - {Aleix} Las mamas y papas recomendais!

Hoy repasaremos los juguetes estrella de Aleix de 2 años:

- Patinete de Rayo McQueen



- Tambor, para despertar a los vecinos!

26 de junio de 2012

Consejos - Precauciones en la piscina con niños

Vigilancia continua en la piscina
En el caso de los bebés está más claro (no quiero imaginar que alguien lo deje solo en una balsita o a la orilla de la piscina), pero cuando los niños se desenvuelven más o menos bien en el agua puede aparecer el descuido, nos confiamos. No obstante, tan solo un segundo de distracción puede ser fatal en un posible tropiezo, inmersión, golpe…
Tampoco pensemos que los flotadores o manguitos son buenos cuidadores, o si ya han aprendido a nadar o flotar, pues ni en esos casos los pequeños están exentos de riesgos. Los niños nunca pueden estar solos en la piscina, ni sin vigilancia.

Seguridad adicional, pero no infalible
Los flotadores, manguitos, tablas… son elementos de seguridad adicional que no sustituyen la vigilancia y acompañamiento de un adulto. Más que elementos de seguridad en sí mismos, diríamos que ayudan al niño a que tenga más posibilidades de desenvolverse en el agua sin miedo, pero no podemos “delegar” en ellos la función de salvavidas.
Aunque pueda resultar incómodo, tal vez conviene que lleven puestos los manguitos aun fuera del agua, por si cayeran inesperadamente a la misma, para no hundirse. No obstante, un niño puede no hundirse en el agua, pero puede tener otros problemas. Además, los flotadores o manguitos no son infalibles y pueden romperse y dejar de cumplir su función.
En cualquier caso, si queremos reducir riesgos, conviene que nos aseguremos de que los accesorios de seguridad que compremos sean de calidad y estén homologados convenientemente. También que comprobemos que no tienen pinchazos o rotos desde el anterior uso, antes de ponérselos.
En las piscinas públicas o comunitarias con socorrista, es conveniente tenerlo localizado para acudir a él ante cualquier emergencia, pero no podemos descargar la responsabilidad de vigilancia en él. El socorrista es un buen factor de seguridad, pero tampoco es infalible y no es tarea de él controlar el comportamiento de todos los niños en el agua.
Otro elemento de seguridad adicional (pero no infalible) serían los artilugios de seguridad para prevenir ahogamientos tales como pulseras para colocarle al niño que saltan si se moja (tendremos que estar pendientes de quitárselas y ponérselas a cada momento). Aunque particularmente no le veo sentido si los niños están en presencia de los adultos, pues lo que prima es que nos demos cuenta nosotros de que el niño puede caerse o se ha caído y actuar antes de que nos avise una alarma. 

Un entorno seguro en la piscina
Tanto si es nuestra piscina particular, como si es comunitaria, la piscina debería estar inaccesible para los niños cuando esté cerrada, para evitar que se metan o caigan en ella. Debe estar rodeada por una verja o valla de la altura suficiente para que no la salten los niños. La puerta de acceso a la psicina debe tener un pestillo, cerradura o traba que los niños no puedan abrir por sí solos.
Para piscinas particulares existen dispositivos de seguridad homologados como por ejemplo las alarmas para piscina. En caso de una caída, una parte fija instalada en el borde o en el interior de la piscina emite por radio una señal sonora a la base. 

Juguetes seguros
Hemos comentado que flotadores, manguitos y tablas de flotación han de estar homologadas, pero lo mismo sucede con otro tipo de accesorios: los juguetes acuáticos e hinchables para piscinas. Si estos juguetes no están avalados por los controles de seguridad de la Comunidad Europea pueden ser defectuosos.
Hay que procurar no dejar los juguetes solos en el agua, ya que los niños pueden querer lanzarse a por ellos. Para evitar ese riesgo, mejor sacar los juguetes del agua al mismo tiempo que los pequeños, y de ese modo además tendrán con qué entretenerse fuera del agua.
Los drenajes, rejillas y accesorios de limpieza de la piscina no son juguetes, por lo tanto los niños no deberían tocarlos. 

Juegos seguros
No siempre hacen falta juguetes para jugar. Muchos juegos son divertidos en la piscina, pero hay que evitar aquellos que conlleven riesgos, como los de correr junto a la piscina, saltar junto a otros, empujarse, golpearse, hacerse “ahogadillas”… En los toboganes, hay que ser prudentes, esperar turno, no tirarse si hay alguien abajo…
Especialmente peligrosos son los resbalones en el borde de la piscina, o las inmersiones imprudentes de cabeza que no controlan la distancia al suelo y acaban con traumatismos graves. 

Educación previa
En relación a los puntos anteriores, está claro que un niño no nace enseñado y muchas de las normas le son desconocidas. No podemos esperar que un niño se comporte de manera segura si no sabe cómo hacerlo, pues para él la piscina será un lugar de juego más.
Nunca es pronto para hablarles sobre lo que esperamos de ellos en la piscina, cómo pensamos que nos lo vamos a pasar bien y cómo no nos haremos daño. Por ello es importante explicarle al niño el comportamiento que debe tener dentro del agua, especialmente en relación a los juegos peligrosos que hemos comentado con anterioridad.
De ese modo sabrán, antes de llegar, que no deben tirarse desde el bordillo encima de otros, sujetarse de otro niño que está en el agua, tirarse cerca de los escalones… 

Enseñarles a nadar
Aparte de la educación, también puede haber una enseñanza previa, me refiero a las clases de natación: cuanto antes aprendan a flotar, a nadar y a desenvolverse en el agua, antes serán capaces de evitar riesgos ante caídas inesperadas al agua…
Sin embargo, que sepan nadar no implica que no debamos estar atentos: los niños pueden cansarse fácilmente o confiarse en exceso y llegar a sitios donde no hace pie, asustarse… Entonces volvemos al primer punto: siempre tenemos que estar pendientes de ellos cuando están dentro del agua. 

Ante una emergencia
Si hay socorrista, lo hemos de localizar rápidamente en caso de que no se haya dado cuenta del incidente. En cualquier situación es interesante que los padres tengamos nociones de reanimación cardiopulmonar para poder actuar si no hay socorrista, y mientras llegan los servicios de emergencia, a los que debemos llamar de inmediato. 

Baño en la piscina con bebés
Los bebés más pequeños son los más vulnerables en el agua, y no se pueden bañar solos en ningún caso, pues no controlan sus movimientos, no les sirven manguitos ni flotadores. Existen portabebés aptos para bañarse con ellos, y si no en brazos será muy divertido.
Si el niño aún es pequeño pero se mantiene en pie es conveniente quedarnos en la piscina para niños, que suele ser pequeña, o restringirle un área de la piscina, escogiendo como es lógico la zona menos profunda y cerca de los bordillos. Así correrá menos riesgo y será más fácil controlarlo para el adulto. 

Otras precauciones importantes
No son precauciones exclusivas de la piscina, pero no podemos olvidarnos de cuestiones tan importantes como la protección solar o el tiempo de digestión.
Es conveniente no ir a la piscina, si le da el sol, en las horas centrales del día, y en todo caso hacerlo con la crema protectora bien aplicada. Si vamos a estar mucho tiempo al sol, hay que reponer la crema, y cuando estemos fuera del agua buscaremos la sombra de sombrillas, árboles… En definitiva, no hay que descuidar la protección solar de los niños.
No es adecuado lanzarse al agua tras una comida copiosa, por lo que dejaremos el tiempo suficiente para descansar y hacer la digestión. Si la comida (almuerzo, merienda) es ligera, no habrá problema en el baño siempre que la temperatura del agua no sea extrema y no se realice un gran esfuerzo que agote al niño.
También es bueno si el agua está muy fría entrar a la piscina poco a poco, mojándose primero pies y muñecas, para evitar choques térmicos.
Habitualmente la piscina es una experiencia rica para el desarrollo del niño, y queremos que así siga siendo, pues tiene mucho que aportarle y aportarnos a todos.

Por ello es importante seguir estos consejos de seguridad para la piscina con niños, empezando por la vigilancia activa y continua. Con toda probabilidad este verano los pondremos en práctica en más de una ocasión y lo pasaremos estupendamente, y fresquitos, en familia.

22 de junio de 2012

Recetas y Comidas - Fruta divertida

Con el calorcito, ¿que mejor idea que hacer unos postres/meriendas originales, sanos, fresquitos y divertidos para nuestros peques?
En nuestras próximas entradas de recetas os propondremos montones de ideas con varias frutas como protagonistas indiscutibles. Os dejamos con una pequeña recopilación para que vayáis abriendo boca. ¡No os las perdáis!




21 de junio de 2012

Manualidades - Guantes de Dinosaurio

Ohhhhhh que cucada para jugar a los títeres!!!! Hay varios modelos león, dinosaurio, dragón y tiburón.
Gracias Martha Stewart por el tutorial!

20 de junio de 2012

¡El verano ya llegó!


{Little Dues} - Verbena de San Joan

La noche del 23 al 24 de junio en Catalunya se celebra la verbena de Sant Joan y la noche más corta del año se convierte en la noche mágica de las hogueras, petardos y fuegos artificiales.
Desde little dues felicidades a todos los Joans, Joanes, Juanes y Juanas.


19 de junio de 2012

Consejos - ¿Qué podemos hacer para fomentar la creatividad de nuestros hijos?

Como padres, podemos ayudar a fomentar la creatividad de nuestros hijos. Todos los niños nacen creativos, que esta cualidad se desarrolle o por lo contrario acabe desapareciendo dependerá de lo que el niño vaya experimentando en su ambiente. En algunos casos, el proceso creativo del niño se verá coartado por la acción de otras personas (profesores, padres-madres, hermanos, etc.). Los niños pueden reaccionar ante esta situación no sintiéndose seguros con su creación, de este modo se irán inhibiendo y pueden acabar por dejar de lado la creatividad. En otros casos no se seguirá desarrollando porque el medio no aportará el espacio y ni los recursos necesarios para que se lleven a cabo procesos creativos.

Como padres ¿Qué podemos hacer para fomentar la capacidad creadora de nuestros hijos?
Utilizar el tiempo que nuestros hijos están en casa para animarles a realizar actividades creativas. Una buena forma es servir de ejemplo, vernos realizar una actividad creativa a nosotros les dará ganas de hacerlo a ellos. Podemos aprovechar para pasar juntos un rato muy agradable.
Buscar un sitio de la casa que no importe que se ensucie y que luego podamos limpiar fácilmente, por ejemplo la cocina.
Dotarle de los materiales necesarios para crear. No es necesario que tengan todo tipo de materiales, con lo básico será suficiente. Podemos aprovechar para reciclar materiales: botes, tapones, rollos de papel, hueveras, cartones, etc. Algunas pinturas y pinceles también vendrían bien. Con estos materiales los niños podrán dar rienda suelta a su creatividad.
Podemos acompañarles si queremos, pero sin darles pautas. Debemos dejarles libertad para que imaginen, investiguen y creen.
Nunca debemos criticar lo que hacen, al contrario, siempre les debemos animar y decirles lo bien que lo están haciendo.
Si les surgen dificultades, tenemos que animarles a que las intenten resolver por si mismos. Si esto no es posible, podemos ayudarles, pero nunca hacerlo por ellos.
Si realizamos la actividad junto a ellos, tenemos que tener cuidado de que no comparen sus creaciones con las nuestras. Debemos hacer que se sientan seguros con sus creaciones. Ver que nosotros hacemos las cosas mejor puede causarles frustración y esto puede hacer que su proceso creador se vaya inhibiendo. Los niños pequeños no entienden que se trata de una diferencia de edad y por tanto de habilidad, se comparan con nosotros de igual a igual. Si vemos que esto sucede, será conveniente explicarles lo más claramente posible que es debido a una diferencia de edad, que ahora ya lo hacen muy bien y que si siguen practicando les acabará saliendo aún mejor. Si vemos que nuestras explicaciones no le terminan de ayudar, será conveniente dejarles que creen solos, nosotros podemos estar junto a ellos realizando otro tipo de tareas. De este modo no interferiremos en su experiencia creadora y tendrán una mayor libertad.

En este post nos hemos centrado en el desarrollo de la creatividad a través del arte, pero también se puede desarrollar a través de muchas otras actividades como por ejemplo la elaboración de cuentos, el juego, el teatro, etc.
Juana Duffill Gavito

Bibliografía:
Desarrollo de la capacidad creadora, Viktor Lowenfeld-W. Lambert Brittain.

Via Crecer Sano y Feliz

18 de junio de 2012

Fotografia - Ideas para fotos, Hermano mayor

Es increible la de fotos maravillosas que encuentras en la red de niños. Y cada vez que veo alguna me recuerdo a mí misma que necesito una cámara guay y un curso de fotografía. Está claro que para conseguir esas maravillas hay que ser profesional y manejar bien la luz (que ya os aviso no es mi caso), pero viéndolas podemos inspirarnos y coger ideas para intentar hacer la versión de estar por casa de estas fotos. Porque aunque no sean obras de arte, si salen los nuestros, nos parecerán aún mejores :)

Hoy os dejamos unas fotillos que recogen hermano mayor y nuevo hermanito. Preciosas todas.

 Via momtog.com
 

 Via flickr.com

 
 

 

 From flickr.com

15 de junio de 2012

Recetas y Comidas - Galletas adornadas

Hoy os dejamos una recopilación de galletas adornadas con diferentes temáticas. Todas supersencillas y resultonas. ¿Os animáis a probar?

Galletas monstruos:


Galletas estrella:
 

Galletas packman:

 
Galletas helado:

 
Galletas con conejito:

14 de junio de 2012

Manualidades - Juego Memory

Desde Dandee-designs nos enseñan esta fácil manera de crear un memory especial para nuestros peques. ¡Espero que os guste!


13 de junio de 2012

Juguetes - {Andrea} Las mamás y papás recomendáis!

Hoy repasaremos los juguetes estrella de Andrea de 2 años:

- Libros


- Puzzles 

- ¡¡¡Y pinturas de muchos colores!!! ;)

12 de junio de 2012

Consejos - Los beneficios de dormir la siesta en los pequeños

Os dejo con este interesante artículo de el Mundo sobre la siesta.

La mejor amiga de los niños: la siesta

La falta de sueño aumenta la irritabilidad y los terrores nocturnos

Laura Tardón | Madrid

Les ocurre a muchos padres. Cuando ven que a sus hijos les cuesta dormir por la noche creen que la mejor opción es eliminar la siesta de la rutina infantil. Pero probablemente no sepan que ésta no es la mejor opción para sus pequeños. Durante los primeros cuatro años de vida, este hábito no sólo no perjudica en nada sino que tiene numerosos beneficios en el desarrollo del pequeño. Le permite estar más tranquilo, menos irritable, más sociable, más atento y aprende mejor.
"No se trata de obligarles si no quieren, sino de que se lo propongamos", afirma Gonzalo Pin, coordinador de trastornos del sueño y de la Unidad de Pediatría del Hospital Quirón de Valencia. Como explica el experto, alrededor de los tres años, el 20% de los niños rechazan la siesta y "no hay que forzarles". Pero al resto no se le debe quitar la oportunidad de descansar un rato después de la comida. "Facilita la recuperación de la energía física y psíquica, elimina la tensión y el cansancio acumulado, ayuda a controlar los impulsos, mejora el humor y favorece la retención de la información aprendida durante la mañana".
Al igual que respirar, comer o beber, dormir es una necesidad fisiológica a la que hay que prestar especial atención para mantenerse sanos. Pero no hay una biblia que estipule los mismos 'mandamientos' para todos. Depende del organismo de cada uno y también de la edad. "Los recién nacidos se despiertan cada tres horas para comer y a medida que van creciendo reducen las horas de sueño, de forma que primero desaparece la siesta de la mañana y después, entre los cuatro y cinco años, la de la tarde".
Ellos son los que marcan el ritmo y si a un menor de cuatro años se le quita la siesta sin haberla rechazado, se le está reduciendo el número de horas de sueño que aún necesita. Según un estudio publicado en la revista 'Sleep' en 2007, que analizó a 1.492 familias con niños hasta los seis años, una pérdida pequeña de tiempo de sueño (una hora menos de la necesaria) de manera prolongada en el inicio de la infancia se puede relacionar con peor rendimiento escolar. Además, añadían los autores del artículo, una corta duración del sueño durante los primeros cuatro años multiplica por tres el riesgo de tener un desarrollo del lenguaje más lento.
Otro estudio, publicado en 'Neuron' y desarrollado en gatos, apunta en la misma línea y explica las razones. Según los investigadores, en la primera etapa de la vida, el sueño aumenta las conexiones neuronales, incrementa la plasticidad y "la capacidad cerebral para controlar el comportamiento, incluyendo el aprendizaje y la memoria".
A través de numerosos trabajos, los científicos han observado, además, que gran parte de las sustancias que nos defienden de las infecciones se segregan mientras dormimos, por lo que la falta crónica de sueño puede influir en el sistema inmunológico.
Irritabilidad y falta de atención
Según el doctor Pin, existe un periodo crítico del desarrollo en el inicio de la infancia donde la falta de sueño es especialmente dañina. Lo mejor es "no quitarle al pequeño la oportunidad de dormir su siesta", si así lo pide.
De lo contrario, probablemente, "tendremos delante un niño irritable, nervioso e intranquilo. Le costará mantener la atención y retener la información", argumenta el pediatra, a quien le apoyan las palabras de otra especialista, Reyes Hernández, pediatra del grupo del sueño de la Sociedad Española de Pediatría Extrahospitalaria y Atención Primaria. "No sólo disminuye claramente su capacidad de aprendizaje, también promueve su falta de interés y los terrores nocturnos, además de afectar al desarrollo físico, ya que incluso puede reducir el colesterol y el exceso de adrenalina".
Es muy común, agrega Pin, que "su conducta sea más impulsiva, protesten por todo, sean más llorones y al estar más irritables, les cueste más dormirse por la noche", justo el efecto contrario que pretendían los padres al quitarle la siesta.
Los expertos aclaran que el sueño de la noche es diferente al de las siestas, siempre y cuando se realice "antes de las cuatro de la tarde; lo más habitual es hacerlas a las dos, después de la comida", puntualiza el especialista.
No son sólo los padres los que a veces 'pecan' al quitar un hábito saludable creyendo que benefician a sus hijos. Aunque en las escuelas infantiles (0-3 años) se cuenta con la siesta e incluso hay espacios habilitados, no todos los centros de educación infantil (3-6 años) respetan esta necesidad. "Por problemas de espacio u otro tipo, a veces la siesta desaparece demasiado pronto", señala Pin. Sería conveniente hacer una llamada de atención para que "los responsables de los menores valoren las necesidades del sueño en su justa medida y les brinden la oportunidad de descansar".
Como recomendación, añade el especialista, "el mejor termómetro para saber si el niño duerme bien y el suficiente número de horas es verle feliz y con una conducta normal".

11 de junio de 2012

Varios - ¡¡Gracias Profe!!

Se acerca el final de las clases. ¿Que os parece agradecer a los profes su GRAN trabajo con estas fantásticas galletas de mrwonderfulshop? ¿A que molan? ;)

 

8 de junio de 2012

Recetas y Comidas - Plátanos con chocolate

Mmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmm ;)


Ingredientes
  • 4 bananas largas y firmes, peladas y cortadas en mitades
  • 8 palitos de helado
  • 2 bloques de chocolate amargo de 400g
  • Nueces picadas
  • Grajeas de colores
  • Coco rallado

Preparación
Coloca papel manteca sobre una placa para horno y déjala lista.
Inserta un palito de helado en cada mitad de banana, del lado más ancho. Coloca las bananas con los palitos en la placa para horno y llévala al congelador durante al menos 2 horas (o durante toda la noche).
Luego de ese tiempo derrite el chocolate en un recipiente de vidrio en el horno microondas, durante 1 minuto con intervalos de 20 segundos, hasta que esté completamente derretido (alternativa: derrite el chocolate a baño María).
Coloca en diferentes platos los ingredientes para bañar las bananas en chocolate (nueces, grajeas, coco). Retira las bananas del congelador y sumérgelas en el chocolate caliente.
Rebózalas en nueces, grajeas y coco, y vuelve a llevarlas al congelador hasta el momento de servirlas.
Si quieres, para agregar variedad puedes utilizar también chocolate blanco. ¡Deliciosas! 

7 de junio de 2012

Manualidades - Reciclamos los plastidecors / crayons?

Siempre nos encotramos con trocitos de plastidecors que muchas veces acaban incordiando, o si simplemente queremos que nuestros niños dibujen con formas divertidas...
Minieco, nos deja este fantástico tutorial, a mi me encanta!

5 de junio de 2012

Consejos - A por el segundo hijo ¿Qué tener en cuenta?

La decisión de tener otro hijo depende de varios factores: la relación con el primer hijo y con la pareja, el nivel de ingresos, la ayuda familiar... Aunque lo que garantizará el éxito es que el padre y la madre estén comprometidos con su decisión y pongan todo de su parte para que sus dos hijos (o tres, o cuatro...) crezcan felices. 

Hay que preparar al hermano mayor (Verdadero)
Más que prepararle, hay que compartir con él la situación de forma natural y ayudarle a encajar el cambio.
El hijo mayor se va a dar cuenta de que se avecina un cambio: lo va a deducir rápidamente a través de nuestras conversaciones, nuestra energía y por la barriga de mamá, que crece sin parar.
Casi desde el primer momento conviene decirle la verdad. La idea es compartir en familia todo el proceso, sin forzar conversaciones, ni tampoco evitarlas.
La vivencia del hijo mayor no es igual a la nuestra: en primer lugar, porque un niño pequeño difícilmente podrá imaginar lo que es un bebé, a menos que tenga algo más de cinco o seis años.
Por eso, es importante comprender que no podemos exigirle que sienta lo que nosotros queremos. Normalmente, esperamos que se entusiasme para vencer nuestros propios miedos y estar seguros de que el hermano mayor no va a sufrir con la llegada del pequeño. 

Viviremos de nuevo la experiencia del primero (Falso)
Ni el embarazo, ni la concepción, ni lo que viene después va a ser igual con el segundo que con el primero. Ante la perspectiva de un segundo hijo, deberíamos ser conscientes de que tenemos que estar preparados para volver a movilizar todos nuestros recursos ante el cambio que viene.
Nos va a resultar muy difícil, vivir el posparto con la plenitud que lo vivimos con nuestro primer hijo: con otro niño en casa difícilmente podremos abandonarnos al universo del bebé y olvidarnos del resto del mundo. Esta vez tenemos que dejar una lucecita encendida.
Si esperamos vivir el posparto de la misma forma en la que lo hicimos con el primer niño, seguramente nos frustraremos. Y si nuestro primer hijo nos enseñó a "desconectarnos" del mundo para aprender a ser madres, la llegada del segundo nos enseñará a convivir con varios deseos y necesidades a la vez.

Ya estamos organizados y todo será más fácil (Verdadero)
Es cierto, en los aspectos prácticos ya somos expertos y eso facilita mucho las cosas. Sabemos por experiencia que para criar a un segundo bebé se necesitan menos de la mitad de las cosas que compramos en el primer embarazo y las que se quedaron en casa están listas para ser reutilizadas (la mochila portabebés, la trona...).
Ya tenemos experiencia en manejarnos con la ayuda que nos dan (la deseada y la no deseada).
Nos hemos pateado todos los parques y zonas infantiles del barrio y estamos suscritos a la gaceta de ocio infantil de nuestra ciudad.
Tenemos un imán en la nevera con el teléfono de las urgencias y un pediatra estupendo.
Sabemos que no siempre que un bebé llora significa que tiene hambre o sueño, sino que a veces lo único que quiere son brazos y mimos. Y eso nos tranquiliza.
Mucha de esa energía que dedicamos a "convertirnos" en padres tras el nacimiento del primero, ya no tendremos que gastarla porque el camino, en ese sentido, ya está hecho. 

Solo el hermano mayor tendrá celos del pequeño (Falso)
Son muchos los sentimientos que afloran con la llegada del segundo hijo. A menudo son sentimientos duros que nos confunden y dificultan nuestras relaciones familiares: culpa, sensación de abandono, decepción, rechazo, rabia, tristeza o celos, entre otros.
Lo común es que todos centren sus miradas en el hermano mayor, como si éste fuera el único que va sentir algo negativo tras el nacimiento del nuevo bebé. Y no tiene por qué ser así: estos sentimientos pueden encontrarse en todos y cada uno de los miembros de la familia:
Papá se puede sentir abandonado y rabioso.
Mamá culpable e impotente.
Y el bebé, que irá creciendo, quizá se ponga verde de celos ante su estupendo hermano mayor (que hace mil cosas mejor que él).
Mientras, el hijo mayor puede que esté jugando tranquilamente, un poco ajeno a los nuevos problemas.
En cualquier caso, no hay que preocuparse: que haya sentimientos negativos no significa que las cosas no vayan bien. Cuando aumenta la familia, todos, grandes y pequeños, tenemos que reubicarnos en la nueva situación. 

¿Cuándo es el momento ideal para tener otro hijo?
No existe un momento ideal, pero debería ir en consonancia con la situación afectiva del primer hijo.
Si los vínculos madre-padre-hijo han sido sanos, lo natural es que alrededor del segundo año el niño comience a separarse afectivamente de la madre. Esto significa que el bebé poco a poco deja de serlo y que en su mundo empieza a haber cabida para otros.
Muchos padres que repiten experiencia antes de que el primer hijo haya dejado de ser un bebé: afrontan el reto de criar a dos seguidos, buscan apoyos y el resultado es igual de bueno. Los pequeños tienen que compartir su territorio emocional (mamá), pero a cambio crecen en un clima de intercambio con su hermanito.
Otras familias esperan varios años antes de ir a por el segundo, que crece con casi todas las ventajas de ser hijo único, pero se beneficia de la protección y el ejemplo del hermano mayor. Los dos crecerán igual de felices. 

4 de junio de 2012

Varios - Bautizo con cariño

Llega la temporada de bautizos, y estas preciosas invitaciones nos han cautivado.
A lo mejor pueden servir para inspirarnos para preparar el nuestro.

 
 
 

1 de junio de 2012

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...