11 de septiembre de 2012

Consejos - Alimentos peligrosos durante el embarazo

En el embarazo nos surgen muchísimas dudas y casi todas tienen que ver con la alimentación. Ya os estuvimos hablando de la diabetes gestacional y hoy vamos a resolver otra de las grandes dudas de las embarazadas: ”¿Qué alimentos son peligrosos en el embarazo?”. En este artículo os diré cuáles son y cuándo los debéis evitar.
El embarazo es una experiencia única y no se suele repetir muchas veces a lo largo de la vida, así que tenemos que aprovecharlo, disfrutarlo, y por supuesto darle al futuro hijo una alimentación sana.

El Mercurio durante el embarazo
El pescado es fundamental en la dieta de la embarazada, ya que es fuente de Yodo y omega 3, dos elementos imprescindibles para el feto. Pero debemos tener cuidado con algunos de ellos.
Como ya dijimos en el monográfico del pescado azul, las embarazadas deben abstenerse de comer atún rojo (suele ser el fresco fileteado), tiburón, pez espada y emperador, ya que los niveles de mercurio de estos pescados son muy elevados y pueden afectar el sistema nervioso del bebé. Si estáis planeando un embarazo también deberíais evitarlos.

El riesgo del Anisakis en el embarazo.
No es recomendable consumir pescado, ni marisco crudo o poco cocinado (sushi, ceviche, boquerones en vinagre, marinados, ahumados…), ya que se pueden contraer infecciones o intoxicaciones como el Anisakis. El pescado más seguro es el congelado (las larvas mueren a -20ºC en 24h o cocinándolo a 60ºC durante 10 minutos). Los pescados que más comúnmente contienen Anisakis son el salmón, la sardina, el boquerón, el arenque, el bacalao, el calamar, el abadejo, la merluza, la caballa, el jurel y el bonito.

Listeriosis, cuidado si estás embarazada.
La listeriosis es una infección que se puede producir si se comen alimentos contaminados con Listeria (puede crecer en temperaturas de refrigeración). La Listeriosis no suele afectar gravemente a la embarazada, pero si a su bebé (entre otros problemas, meningitis e infecciones sanguíneas). Para evitar riesgos hay que seguir una serie de pautas:
La carne y el pescado deben estar bien cocinados (no crudos ni poco hechos). 
Se deben recalentar las sobras hasta que salga humo.
Evitad los embutidos crudos (a no ser que los congeléis a 20ºC durante 24h) y patés (no hay problema en patés enlatados pero no artesanos).
No tomar leche o quesos sin pasteurizar. Vigilad sobre todo los embutidos y los quesos “artesanales” y leed las etiquetas (debe poner “Queso hecho con leche pasteurizada”).
Evitad los quesos azules (Roquefort, Cabrales…) y los cremosos (Camembert, Brie…). Los quesos más seguros son los duros (parmesano, Cheddar…).
Evitad el cruce entre alimentos crudos y cocinados (no manipularlos al mismo tiempo).
Lavad y pelad bien todas las frutas y verduras que vayáis a consumir. Si no las podéis pelar (fresas, ensalada…), las debéis poner 5 min. en remojo con agua y unas gotitas de lejía apta para uso alimentario, después aclarad bien.
Evitad los germinados (brotes de soja…).
Las salchichas de Frankfurt aunque estén cocidas deben recalentarse hasta emitir vapor.

La Toxoplasmosis en el embarazo.
La toxoplasmosis es causada por el toxoplasma, un parásito que puede estar en la carne cruda, en la verdura o fruta mal lavada y los excrementos de los gatos.
En la analítica del primer trimestre os harán la prueba de la toxoplasmosis, si os sale positiva, no debéis preocuparos, pero si sale negativa tenéis que tomar ciertas precauciones:
Prescindid de los embutidos que no han sido cocinados (sobre todo artesanales).
No comáis carne cruda (carpaccios, steak tartare…) ni poco hecha.
No comáis huevos crudos, deben estar bien hechos (cuidado con la yema de los huevos fritos).
Si tenéis gato evitad limpiar su cajón.
Pelad, lavad y/o desinfectad frutas y verduras que vayáis a consumir crudas.

Salmonelosis, otro riesgo en el embarazo.
La Salmonelosis es una infección gastrointestinal producida por la Salmonella (bacteria).
Mantened los huevos refrigerados hasta el momento de comerlos.
Desechad los huevos rotos o sucios de excrementos.
Evitad las salsas que utilizan huevos crudos en su preparación (Holandesa, mayonesa casera, algunas salsas César…).
Evitad comer carne poco hecha y lavad y desinfectad frutas y verduras que se vayan a consumir crudas.

¿Qué más debéis evitar o moderar en vuestra alimentación durante el embarazo?
Cafeína en el embarazo:En el primer trimestre es recomendable no tomar más de 2 tazas de café o té al día, ya que dosis altas de cafeína están relacionadas con abortos espontáneos y defectos de nacimiento. Cuidado también con el chocolate y las bebidas de cola. Mejor optar por cafés descafeinados y bebidas sin cafeína.
Evitad los edulcorantes:
Puede aumentar el riesgo de parto prematuro. Se debe evitar la sacarina. El edulcorante más recomendable para el embarazo es el aspartamo.
Tened en cuenta que los refrescos llevan una cantidad importante de edulcorantes. Es mejor evitarlos.
Alcohol y embarazo:
No hay nivel seguro de alcohol en el embarazo, así que se aconseja no beber nada. Es perjudicial sobretodo en el primer trimestre que es cuando el cerebro del feto está en pleno desarrollo, pero en el segundo y tercer trimestre el sistema nervioso del bebé también puede quedar dañado. El síndrome alcohólico fetal tiene graves consecuencias físicas y psíquicas para el bebé. 
Tabaco en el embarazo, evítalo:
Es un hecho que el tabaco modifica las condiciones en las que se desarrolla el bebé. Estos bebés suelen presentar menos peso que los bebés de madres no fumadoras, tienen más probabilidades de sufrir muerte súbita. Está demostrado que las madres fumadoras son más propensas a tener partos prematuros, abortos espontáneos y complicaciones en el embarazo y el parto.
Tanto la nicotina como el monóxido de carbono provocan una hipoxia en el feto (ve reducido el aporte de oxigeno). Otros problemas asociados al tabaco en el embarazo son: estrabismo, labio leporino, hiperactividad y problemas de conducta.
Vísceras y embarazo:
Las vísceras son una fuente importante de colesterol y grasas saturadas. En el embarazo debéis evitarlas especialmente, ya que contienen mucha cantidad de vitamina A (sobretodo el hígado). Tenemos reservas de vitamina A, ya que se almacena en el hígado y el tejido graso, por eso tenemos que procurar no hacer un abuso de esta vitamina en el embarazo (cuidado también con los suplementos vitamínicos).
Un exceso de vitamina A puede producir abortos, malformaciones de cara y cráneo, alteraciones del sistema nervioso y del timo y anomalías cardiacas.

¿Qué más podemos hacer durante el embarazo?
Lavarse las manos siempre que vayamos a cocinar y después de haber tocado alimentos crudos.
Mantener una buena higiene de tablas de cocina, trapos y bayetas ya que son un foco de infección.
Refrigerar o congelar los alimentos después de la compra lo antes posible.
Nunca dejar los alimentos más de 2h sin refrigeración.

Recordad, el embarazo es un acto de compartir, y más en el tema de la nutrición. No podéis controlar los genes pero sí lo que coméis o bebéis durante los 9 meses en los que se está formando vuestro bebé, de eso dependerá gran parte de su desarrollo físico y mental, de ahí la importancia de la alimentación durante el embarazo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...