17 de julio de 2012

Consejos - Alimentos para el estreñimiento infantil

En este artículo hablaremos de un tema que nos preocupa a todos, el estreñimiento infantil, y os contaremos cuáles son los mejores alimentos y pautas nutricionales para mejorar el estreñimiento e incluso hacer que desaparezca.
Hablamos de estreñimiento cuando las deposiciones son menos de 3 veces a la semana, cuando el niño está más de 3 días seguidos sin hacer caca o cuando las hace duras (si son blandas aunque con menos frecuencia no se considera estreñimiento). Al ser duras van acompañadas de dolor y a veces fisuras en el ano. Por esta razón, el niño suele aguantarse, el bolo fecal se hace más grande, más duro y por consiguiente más doloroso y difícil de evacuar.
Una dieta rica en fibra y ejercicio es la base para acabar con el estreñimiento. Solo cuando no se resuelve con la dieta y el ejercicio hay que utilizar tratamientos farmacológicos (siempre prescritos por el pediatra). Es muy importante tratar el estreñimiento desde el principio, ya que si no adoptamos una alimentación y estilo de vida saludables se corre el riesgo de que se cronifique.

Pautas dietéticas
Como hemos dicho, la alimentación es fundamental para mejorar el estreñimiento, en primer lugar hay que evitar chocolate, chucherías, refrescos azucarados, quesos muy grasos, plátanos, zanahorias, patatas y arroz.
La manzana la pueden comer cruda y con piel, hay que evitarla pelada y rallada, ya que hará el efecto contrario al que queremos.

¿Qué alimentos ayudan a combatir el estreñimiento infantil?
El yogur:
En primer lugar, el yogur, como ya dijimos en el artículo de “10 superalimentos a incluir en la alimentación infantil” , el yogur es beneficioso para la diarrea y para el estreñimiento, ya que sus bacterias equilibran la flora intestinal. Son especialmente beneficiosos los yogures tipo - Bifidus.

La fruta:
Sobretodo naranjas, kiwis y ciruelas. Es mucho mejor si comen la fruta entera, en mermelada o puré, ya que licuada o en zumo se pierde la fibra. La fruta seca también es muy recomendable (ciruela, higos, dátiles…) y los frutos secos.
La verdura:
Especialmente las de hojas verdes (acelgas, espinacas…).
El aceite de oliva virgen
Usadlo para condimentar todas las comidas. Ayuda lubrificando el intestino y aumenta la motilidad intestinal.
El membrillo
Es otro alimento que es de ayuda en caso de diarrea y estreñimiento, gracias a la pectina, una fibra gelatinosa.

Los cereales integrales
El arroz, la pasta, el pan, la harina, cereales de desayuno, galletas… deben ser integrales, ya que cuando se refinan pierden la fibra que contenían.
Las legumbres
Son muy beneficiosas ya que tienen un alto contenido en fibra.
La miel
Es mucho mejor endulzar los yogures o zumos con miely evitar el azúcar refinado.
Líquidos
La ingestión de líquido es indispensable, agua y caldos sin sal serán los mejores aliados. Un gran porcentaje del estreñimiento infantiles debido a la falta de hidratación.
Salvado de trigo
Si con las pautas dietéticas no se soluciona el estreñimiento podemos incorporar a la dieta del niño Salvado de trigo. Para que os hagáis una idea de la fibra que tiene os diré que por cada 100gr el pan integral tiene 7,50gr de fibra y el salvado de trigo 42,8gr. Es una fibra insoluble, por tanto tiene la capacidad de absorber agua y aumenta la velocidad del tránsito de las heces.
El Salvado de trigo se puede tomar en los yogures, junto a los cereales de desayuno, en macedonias, batidos, sopas, salsa de tomate o lo podemos incorporar en la masa de las albóndigas, bizcochos o magdalenas.

Es importante no incluir un exceso de fibra en la dieta del niño ya que podemos provocar flatulencias, distensión abdominal, así como menos absorción de algunos minerales como hierro, calcio y zinc.
Según la AAP para saber la cantidad de fibra que ha de tomar un niño tenemos que sumar 5 gramos de fibra a la edad del niño (por tanto, un niño de 2 años tiene que consumir 7 gramos de fibra diarios).

¿Qué más podemos hacer para evitar el estreñimiento?
Es importante que no se aguante las ganas. Deben ir lo antes posible al baño. No posponer el momento por estar mirando la televisión o jugando.
Está comprobado que si sentamos al niño en el orinal o Wc cada día a la misma hora (después de comer es un buen momento) durante 5-10min, se crea un hábito saludable. Es importante que puedan apoyar los pies en el suelo para poder hacer mayor presión.
Seguir un orden y horario para cada una de las comidas. Evitar el picoteo entre horas.
Hacer ejercicio de forma moderada ayuda a la motilidad intestinal, montar en bici, correr, saltar…
Si tiene fisuras o la evacuación les resulta dolorosa, se puede poner antes de sentarlo al wc un poco de vaselina o aceite de oliva en el ano para facilitar la expulsión.

Via Pequerecetas

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...