27 de marzo de 2012

Consejos - Masajes a los bebés

Tengo que reconocer que yo no lo conseguí... A Alícia no le gustaba estarse tanto rato quieta, y quería hacerse ella misma el masaje, así que me quedé con las ganas!
En la web de Babymass nos dejan unos buenos consejos para los masajes de los peques, espero que a vosotras os ayude!!!

Padres de todo el mundo disfrutan de las propiedades y ventajas del masaje a bebés. Una manera simple de cuidar de tu hijo y mostrarle todo tu amor y ternura 

El masaje a tu Bebé
Uno de los mejores momentos del día para tu bebé puede ser el del masaje... tu pequeño no solo disfrutara de un contacto de tus manos, sino una conexion total a través de todos los sentidos: vista, oido, olfato... Por ello, se recomienda introducir el masaje a tu bebé en su rutina diaria.
A la mayoría de los bebés les encantan el contacto físico y no es de extrañar que los masajes tengan un efecto tan calmante y relajante para ellos. Prueba de ello es que todos los bebés pueden ser masajeados y son innumerables los estudios y publicaciones que demuestran los beneficios y propiedades de los masajes a bebés. Los resultados pueden variar de un bebé a otro pero podemos agruparlos entre físicos y psicológicos. 

Beneficios físicos de masajear a tu bebé
  • Estimula los sistemas nervioso e inmunológico.
  • Proporciona estimulación cerebral y motriz.
  • Regula los sistemas respiratorio, circulatorio y gastrointestinal.
  • Ayuda al bebé a tener un sueño más tranquilo y profundo.
  • Tonifica la musculatura.
  • Mejora la textura de su piel.
  • Alivia las molestias estomacales como gases y estreñimiento, cólicos y molestias por la salida de los primeros dientes.
  • Reduce los niveles de estrés y ansiedad: libera al niño de tensiones, reduce su irritabilidad y contribuye a mejorar sus pautas de sueño.
  • En general, proporciona una evolución favorable en la salud del bebé.

Beneficios psicológicos de masajear a tu bebé
  • Fortalece el vínculo afectivo padre/madre con el bebé, a través de elementos de unión como el tacto, la mirada o la voz, desarrollando su sensibilidad y capacidad de escuchar a través del lenguaje no verbal
  • Calma las tensiones emocionales. Transmites amor, confianza, seguridad y bienestar al bebé, beneficiando los vínculos afectivos
  • Propicia una mayor implicación del padre durante el puerperio.
  • Es particularmente beneficios para bebés prematuros, con bajo peso o que hayan atravesado una situación de gran estrés emocional.
El masaje transformará al bebé en un niño más sano y feliz: un happy baby!!!
Además de todas las propiedades y beneficios comentados el masaje es especialmente efectivo en la etapa en la que los bebés padecen los molestos cólicos y gases. Si bien este problema no se supera del todo con el masaje, sí que se puede ayudar al niño a que se sienta mejor.

Cómo masajear al bebé
Lo primero, es que tu bebé esté relajado, el baño puede alterarles, pero una vez fuera del agua tras envolverlo en la toalla, puedes empezar tu sesión de masaje. Hazlo en una habitación dónde la temperatura sea agradable (ni, frío ni calor) por lo que debes tener en cuenta la estación del año para acondicionar la temperatura de manera adecuada. Si es verano puedes efectuarlo al aire libre siempre que te asegures de que el bebé no coge frío. Puede haber incluso una música suave de fondo para facilitar la interacción.
Puedes situar al bebé en el lugar que te sea más cómodo, pero siempre sobre una toalla para que no esté en contacto directo con la superficie sobre la que se apoya. Una toalla sobre el suelo, la cama o incluso el mueble cambiador: tu instinto de madre-padre y Babymass, te ayudarán durante el proceso de masaje, el cual puedes empezar a dar desde el primer mes de vida y prolongarlo hasta cuando lo desees.
El masaje consiste en una secuencia rítmica de movimientos orientados en una dirección, aunque más allá de la técnica, para que sea efectivo hay que ponerle los ingredientes básicos: la ternura y la delicadeza. Si proporcionas un masaje a tu hijo, estarás beneficiando la relación entre los dos; es una forma de comunicarte directamente con él. Lo único que debes tener en cuenta es evitar el masaje cuando el bebé esté con fiebre, gripe o con alguna infección, o simplemente si está malhumorado. Interprétalo como un NO me apetece... y déjalo para un mejor momento.

Relación bebé con sus padres
Es importante respetar los deseos y la disponibilidad del bebé y también de los padres. Habrá días que, por alguna razón, tu bebé no se muestre muy disponible al masaje, tal y como comentábamos; del mismo modo que es posible que la persona que le proporcione el masaje tampoco esté en su mejor predisposición.
Comprobarás que el masaje se convierte en un ritual de paz, de seguridad, y de amor entre padres e hijos. Los lazos afectivos se refuerzan entre ambos y todos sabemos que los bebés que reciben amor durante su infancia esta siendo preparados que en su etapa de adultos, sean personas más equilibradas, sin traumas y que transmitirán buenos y mejores sentimientos a los que le rodean.
Durante el masaje, se desarrollan los lazos entre el bebé y sus padres, ayudando a estos últimos a liberarse del estrés diario y las tensiones físicas y emocionales del día a día.
Será favorable tanto para los bebés como para sus padres pues proporciona una forma de contacto emocional y físico y una comunicación entre ambos. La experiencia es muy gratificante para los dos; veréis cómo el bebé responderá positivamente y será mucho más feliz.

Unos minutos al día son suficientes para la rutina diaria y aunque los padres no tengan todo el tiempo del mundo para estar con sus hijos, si se proponen reservar parte de este todos los días para dar un masaje a sus pequeños, estarán beneficiando a su bebé y de esta manera no se sentirán mal por no poderle prestar toda la atención que requiere.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...