3 de noviembre de 2011

Manualidades - Monstruos con cajas


Tenéis que reconocer que esta manualidad es fantástica e ideal para Halloween!

Materiales necesarios  
  • 1 caja (de pañuelos de papel o de cualquier otra cosa que tengáis por casa y vayáis a tirar, incluso un saché de leche bien limpio puede servir)
  • papel blanco cantidad necesaria
  • papel de colores o estampado
  • caja de huevos de plástico blanca
  • ojos de plástico
  • pegamento


Proceso
Lo primero que debéis hacer es limpiar bien la caja que utilizaréis como cara del monstruo y no olvidéis de cortar un rectángulo en uno de los lados de la caja para crear la boca. El tamaño del rectángulo lo decidís vosotros en base a qué tan grande queráis la boca. Un consejo: cuanto más grande mejor y hacédla siempre con líneas más o menos rectas para facilitar la colocación de los dientes.
Luego, podéis forrarla con un papel que os guste para darle color y hacer más simpático al monstruito. Un truco para que os quede más prolija la boca: pegad el papel con cuidado y dejad uno o dos centímetros en cada lado de la abertura de la boca. Muy despacio, dobláis el papel y lo pegáis por dentro del monstruo. De esta manera la terminación de la boca será perfecta.
En paralelo, debéis dibujar los dientes en un papel blanco y cortadlos. Con la ayuda de una pistola de pegamento (o cualquier otro pegamento que tengáis en casa). pegáis los dientes por la pante interior de la boca del monstruo.
Finalmente, llega el turno de los ojos. Tomad la caja de huevos de plástico blanco y cortad cada espacio de huevo por separado (también podéis utilizar envases de yogur o cualquier otra tacita de plástico que tengáis en casa). Pegad en cada vasito un ojo (¡o varios!) y a su vez, pegad cada ojo saltón en la parte superior de la caja. ¡Y listo! Jugad con vuestra imaginación y cread los >monstruos que más os gusten (o asusten).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...